Ver todos los países

Brasil no sólo es un país, es una inmensidad, un mosaico de culturas creado delicadamente por numerosas etnias. Una realidad cercana a las dimensiones de un universo.
Los términos que se emplean para definir Brasil van desde las expresiones del “país con exuberante naturaleza”, “el país más auténtico”, “el país que ha padecido a lo largo de la historia la fiebre del oro, del caucho y del café” o bien, como “el país de la Amazonía”. Expresiones, todas ellas ciertas, pero, quizás, ninguna capaz de definirlo certeramente.
Álvar Núñez Cabeza de Vaca, quien descubriera las impresionantes Barrancas del Cobre, en el norte de México, descubriría, más tarde, las Cataratas del Iguazú. Desembarcó involuntariamente en América, en la Península de Miami, después de sufrir un naufragio. Desde entonces dedicaría su vida a encontrar el reino y los tesoros de Sibila. Movido por aquel extraño deseo, recorrería incansablemente gran parte del Nuevo Mundo, hasta llegar al Brasil.
Quizás en Brasil se encuentre alguna de las entradas al paraíso, al tan ansiado tesoro de Cabeza de Vaca, al Reino de Sibila. Tal vez se acceda a ellas, en el equilibrado encuentro con la naturaleza, en el ritmo de sus danzas, en los ritos del Candomblé, en los cantos en yoruba, en sus exóticos sabores, en el frenesí del Carnaval, o tal vez, en sus magnificas costas y playas, donde la luz y el color dominan el ambiente. Paraíso de cultura popular que constituye el mayor de sus atractivos, siendo la hospitalidad, la pasión, la espontaneidad y la alegría de sus gentes la principal razón de que todo el que pasa por Brasil vuelva. [editar]


Bandera:
Nivel de desarrollo: Alto

Documentación

Para los ciudadanos miembros de la Comunidad Económica Europea, así como para la mayoría de ciudadanos procedentes de Iberoamérica, sólo es necesario presentar el pasaporte en vigor con una validez de al menos 6 meses. Hay que cumplimentar la hoja de inmigración que se compone de dos piezas: entrada y salida, ésta última hay que conservarla ya que nos la requerirán a la hora de abandonar el país. [editar]

Dinero

Moneda: Real brasileño
La moneda desde el año de 1994 es el Real antes cruzeiro igual a 100 centavos. Existen monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 centavos y de un real. Billetes de 1, 2, 5, 10, 50 y 100 reales (reais). Los billetes se diferencian fácilmente por su color: verde el de 1 real; azul claro el de 2 reales; púrpura el de 5 reales; rojo el de 10 reales; marrón para el de 50 reales y azul el de 100 reales. En cuanto a las monedas, recientemente se han introducido cambios en las mismas.
Los cambios se pueden realizar en las numerosas casas de cambio que se encuentran por todos los sitios. Los Bancos suelen ofrecer tasas de cambio bastante bajas.
Lo más recomendable es llevar euros que tienen plena aceptación en todo el país. En cuanto a los cambios de cheques de viaje, tienen un recargo, además del inconveniente de que no todos los bancos los admiten y, aunque esta limitación apenas le afectará en las principales ciudades, debe preverla si viaja a otras zonas del país. La mayoría de las tarjetas de crédito sobre todo Visa, American Express y Mastercard son aceptadas en las grandes ciudades en los hoteles de lujo, restaurantes e importantes tiendas.
Existen cajeros automáticos en los que se puede obtener dinero en efectivo (las tasas de cambio varían). Como en otros muchos países del mundo nunca hay que dejar nuestra tarjeta desaparezca de nuestra vista, para evitar fraudes.
Propinas: En la mayoría de los restaurantes el servicio está incluido. La propina es facultativa y recomendamos darla si se está satisfecho con el servicio recibido, sugiriendo entre un 10 y 15 en los hoteles. No se acostumbra dejar propina a los taxistas. Para maleteros el equivalente a 1.00 dólar norteamericano es lo correcto. [editar]

Electricidad

Voltaje y frecuencia: 110/220 V / 60 Hz
Tipo de enchufes: A / B / C

Idioma

Portugués, oficial y predominante. Se hablan varias lenguas indígenas. [editar]

Horarios y calendario

Hora local:
Diferencia horaria:
[Haz clic en el lápiz para rellenar este apartado] [editar]

Telecomunicaciones

[Haz clic en el lápiz para rellenar este apartado] [editar]

Compras

[Haz clic en el lápiz para rellenar este apartado] [editar]

Climatología

Clima variado. Diciembre, enero y febrero son los meses más calurosos de Brasil (30° C, hasta 40° C) con un porcentaje de humedad elevado y chaparrones cortos y frecuentes, principalmente en el sudeste (San Pablo, Río). En esta región, los inviernos son más suaves y las noches a menudo frescas, especialmente en San Pablo. [editar]

Vestimenta de viaje

Se recomienda llevar prendas ligeras de algodón de colores claros, sombrero y calzado cómodo. Las gafas de sol, protectores solares y un repelente contra los insectos son indispensables. Siempre viene bien una prenda de abrigo ligera ya que en algunos sitios el aire acondicionado es muy fuerte.
El chubasquero si se viaja hacia las zonas de selva o en la temporada de lluvias no viene nada mal. Algunos centros nocturnos y restaurantes exigen ropa formal. [editar]

Gastronomía

Brasil es un paraíso para los amantes de la buena cocina. y a pesar de que los ingredientes básicos son el arroz, el feijao (judías pintas) y el farofel (harina de mandioca o yuca), la gastronomía del país no se reduce sólo a ellos, ya que incursiona por todo un mundo de posibilidades. Le invitamos a que descubra este sorprendente universo de sabores.
A los desayunos en Brasil se les conoce como "café da manha". Consiste en una buena taza de café, fruta, panecillos y, en algunas ocasiones, rebanadas de jamón y queso, acompañado de yoghurt.
La comida es el plato principal del día y la lista para elegir es infinita. Si se encuentra en la región del sur no deje de probar las parrilladas de carne, acompañadas de polenta, el pescado de alto mar, preparado al horno en brasas, mocotó, es decir, manos de ternera o bien, el barreado, una carne cocida a fuego lento durante horas en una olla de barro. En Río de Janeiro las especialidades son igualmente infinitas. Si se decide por los pescados pregunte por la carapabeba, peces fritos de una especial forma que son una delicia. En esta zona encontrará el plato nacional, la feijoada. Sus orígenes datan de la época de la colonia y consiste en una caldo a base de frijol negro condimentado con ajo, hojas de laurel y cebolla, al que se le agrega oreja y lengua de puerco, carne seca, salchichón, chorizos variados, costillas, tocino y trasero y pecho de oveja. Todo ello acompañado de col deshilada, farofa, masa de harina de mandioca con manteca y tocino, naranja picadita y un poco de salsa de pimienta malagueta. Es, sin dudas, un plato para paladares exigentes y para fuertes estómagos. A pesar de la cantidad de ingredientes estamos seguros de que quedará fascinado por el sabor.
En Espíritu Santo le aconsejamos que se decante por las tortas capixabas, guisados de camarón o de cangrejo, acompañados de pirao y harina de mandioca hervida en agua. Si aún le queda apetito, en la región del nordeste pruebe los acarajés, plato de judías o las abarás, a base de especias y aceite de palma. Si en este momento ya no puede más, le quedan los entremeses, el vatapá, típico plato de mariscos preparado con una espesa salsa de pasta de mandioca, coco y aceite dendé. Es el más famoso de los platos afrobrasileños y suelen prepararlo la mayoría de restaurantes. Si entre todas estas recomendaciones no encuentra una de su agrado, puede elegir entre los guisados de pescado, camarón, ostras o las frigideiras, una especie de pastel de sabor suave a base de cangrejo. Tripas a la sergipana, xinxim de gallina, guisado con sal, cebolla y ajo rallado, sarapatel, guisado de hígado de cerdo, sangre y riñones o la ensalada de palmitos en Sao Paulo, son otras de las posibilidades.
En la zona del Amazonas el pescado es la base de la alimentación. Con más de dos mil especies de peces, la gastronomía de la región ofrece una rica variedad de platos de influencias portuguesas, africanas y francesas. No olvide probar los pescados piraracu, el tucunaré y el dorado. Muchos de ellos son aderezados con tucupi, una salsa extraída de la mandioca de sabor fuerte y ácido. El tacacá, una especie de caldo espeso de mandioca, pudín de pez maranhense, acompañado de arroz de cuxá y salsa hecha con hojas de jengibre es una delicia. La gallina en salsa verde, el tutú, comida preparada a base de habichuelas cocidas y harina de mandioca, frijoles y col y el pollo con vaina son otra de las especialidades de la región.
Para cerrar la comida, un sabroso postre. Los dulces hechos a base de huevo, como las ambrosías, los papos de anjo o de frutas, en forma de jaleas cristalizadas son una buena alternativa. Las cocadas, los sorbetes y los refrescos preparados con frutas como el cajá mango (ciruelo), cajá mirim (ciruelo pequeño), capazú, graviola, piguayo, aguaje, castaña o pitayas, para los más golosos. El dulce de papaya, de limón, de naranja, patata morada, o el queso de Minas, son un buen antecedente para beber un caliente café minero, colado en tela.
Bebidas.
Es muy recomendable beber agua embotellada y evitar el agua de grifo. Las alternativas son varias y estamos convencidos de que quedará enamorado de los zumos de frutas. Se sirven generalmente con azúcar, agua y hielo, mientras que los preparados con leche se les conoce como Vitamina. Los hay de casi todos los frutos, de aguacate, plátano, naranja, papaya, zanahoria, mango, pitaya, maracuya, guayaba, etc. En algunas regiones se acostumbra beber caldo de cana, que no es otra cosa que el jugo extraído de la caña de azúcar.
En cuanto a refrescos y bebidas embotelladas los encontrará en casi todos los sitios. El más común es el Guaraná, preparado con la fruta amazónica del mismo nombre. Las cervezas como la Antártica, seguida de la Brahma, Skol, Kaiser y Malt 90 se presentan en botellines de 600 ml. El café (cafezinho) se sirve muy cargado, muy caliente, sin leche y con azúcar, mientras que los tés o chá no son muy frecuentes, a excepción de la zona de Río Grande do Soul, donde los gauchos beben mate (igual al que beben los argentinos y uruguayos).
El cachaca, la pinga o aguardiente son los licores nacionales. Existen más de 100 marcas diferentes que varían de sabor y calidad. La caipirinha, bebida por excelencia, se prepara con cachaca, lima, azúcar, hielo y un toque especial que sólo los brasileños son capaces de dar. [editar]

Seguridad

Zonas de riesgo (deben ser evitadas): Barrios marginales ("favelas") de todas las grandes ciudades, especialmente Rio de Janeiro, Salvador y San Pablo y Brasilia. Se aconseja no conducir en carreteras por la noche por el alto riesgo de tránsito y por el mal estado de las mismas y carencia de iluminación. [editar]

Salud

Las condiciones de salud en Brasil varían de una región a otra del país. En las grandes ciudades hay suficiente personal médico, clínicas y hospitales.
Si va a visitar las zonas del Amazonas, o del Pantanal es conveniente seguir la profilaxis antipalúdica, así como demás precauciones relativas a zonas tropicales o subtropicales. [editar]

Usos y costumbres

[Haz clic en el lápiz para rellenar este apartado] [editar]

Transporte interior

Por aire La mayoría de las ciudades brasileñas están conectadas por avión. Hay servicios de puente aéreo entre São Paulo y Río de Janeiro y entre Brasilia y Belo Horizonte además de un servicio regular entre São Paulo y Brasilia. Brasil tiene uno de las redes aéreas internas más extensas del mundo. Si se va a viajar durante el fin de semana es aconsejable hacer reservas ya que suele haber mucha demanda. La revista mensual Panrotas (página web: www.panrotas.com.br) proporciona información sobre todos los horarios y tarifas de los vuelos nacionales.
El Brasil Air Pass sólo puede comprarse fuera de Brasil siempre que se haga el trayecto hasta el país con Varig o con British Airways. Este sistema para viajar proporciona varias posibilidades: un pase para todo el país, un pase para las regiones del sur y central y por último un pase para el noreste de Brasil. Tiene una validez de 21 días y un precio que oscila entre 300 y 560 euros. Para obtener más información contactar con las oficinas nacionales de Varig Brasilian British página web: www.varig.co.uk). También es posible comprar el pase a través de VASP, Transbrasil y TAM usando cualquier compañía aérea internacional. [editar]

Ocio

En Brasil no tendrá tiempo para el aburrimiento, ni siquiera para el descanso. Las posibilidades para el disfrute son casi infinitas. Y como bien se dice en algunos folletos promocionales, Brasil es más que Fútbol, Carnaval o Amazonia, Brasil es sinónimo de diversión y las propuestas son tan variadas y diversas que pueden hacerse interminables.
Para los amantes de los espacios abiertos y de la naturaleza, Brasil ofrece excelentes lugares para la práctica del senderismo, excursiones, trekking y ascensiones, especialmente en los Parques Nacionales entre los meses de abril y octubre. Existen numerosos lugares para las escaladas, ya sea para principiantes o experimentados. Por citar un ejemplo, en Río, capital de las escaladas, existen más de 350 lugares que se encuentran a menos de 40 minutos de la ciudad. Si está interesado, puede entrar en contacto con las asociaciones de excursionistas, que disponen de oficinas en las principales ciudades del país.
Continuando con las actividades ecoturísticas, Brasil es un privilegiado lugar para la observación de fauna y flora, lugares como El Pantanal, Amazonas, Cataratas de Iguazú o los Parques Nacionales como el de Aparados da Serra para disfrutar del Cañón Itaimbezinho, Parque Nacional da Chapada dos Guimaraes, Parque Nacional de Caparao, Parque Nacional da Chapada Diamantina, Parque Nacional dos Lencois Maranhenses, o el Parque Nacional Marinho de Fernando de Noronha, son algunos de los sitios indicados para las actividades alternativas.
Si le gusta la pesca, lo aconsejable viajar al interior del país. Entre los lugares más recomendados se encuentra el río Araguaia en Tocantis y los abundantes ríos de la zona del Pantanal, como el Taquari, Coxim, Aquidauana, Cuiabá y Paraguay.
Impresionantes y bellas playas con temperaturas promedio de 28 grados centígrados como Copacabana, Arpoador, Pepino y Barra en Río de Janeiro, Puerto da Barra en Salvador de Bahía, Prainha en Rio Grande do Norte, Tambaba en Paraíba, Prejuicas en Lencois, Morro de Sao Paulo en Bahia, Jericoacoara en Céara, Parati en el Estado de Rio, Joaquina en Florianópolis o la Ilha do Mel en Paraná, son algunos de los nombres más relevantes.
Los amantes de las playas, además de tomar el sol y descansar, pueden practicar la mayoría de los deportes náuticos. El surfing, popular a lo largo de toda la costa, especialmente en el sur, tiene sus mejores zonas en las playas de Santa Catarina, cerca de Florianópolis, Saquarema en Rio o Búzios e Itacoatiara en Niterói. Para quienes gustan del windsurf, nada mejor que Rio, Sao Paulo, Porto Seguro, Salvador y Belem, entre otros sitios.
Como es de esperarse en un país con una extensa franja litoral, aquí pueden practicarse otros deportes como la vela y submarinismo, especialmente en Angra dos Reis en Río, Porto Seguro en Bahia, Brasma en Recife o Maceió en el Estado de Algoas, a dos kilómetros de la costa y a 15 minutos de la Bahía de Pajucara, una piscina natural caprichosamente formada por bancos de coral.
Si busca algo diferente, recuerde que en Brasil puede asistir y vivir nuevas experiencias religiosas como el Candomblé en Bahia, Colonia Cinco Mil en Rio Branco o Vale de Amanecer en Brasilia; espectáculos deportivos, para aquellos que se conformen con ser meros espectadores, en Río hallará el legendario, imponente y popular Estadio Maracaná, el mayor campo de fútbol del mundo. Todos los domingos rebosa de entusiastas multitudes que se entregan en cuerpo y alma a sus equipos. A poca distancia del estadio se encuentran las pistas de atletismo y el Maracanzinho, un auditorio dedicado a espectáculos musicales y circenses entre otros. El béisbol y el softball un tipo de béisbol jugado en un campo más pequeño y sobre un terreno más blando se practican en toda la comunidad americana de Río. Las carreras de caballos tienen lugar lunes y jueves por la noche, y sábados y domingos por la tarde. Entre los espectáculos marítimos cabe destacar las dos regatas anuales que se celebran en febrero de Río de Janeiro a Buenos Aires (Argentina) y en noviembre de Río a Santos, respectivamente. En el Yacht Club de Río de Janeiro le proporcionarán toda la información que necesite.
Y cuando el día termina y la noche avanza inexorablemente, Brasil se transforma en una perpetua fiesta. No hay que olvidar que la vida nocturna de Brasil goza de merecida fama. El ritmo y el sabor de la samba, presente a lo largo de todo el día, cobra espacios reales a partir de la medianoche, prolongándose hasta altas horas de la madrugada. La samba crea un ambiente que exhala bullicio, diversión y ritmo. [editar]

Mensajes de Sudamérica

El tablón de anuncios de los viajeros.

FELIPE: nesecito consejos sobre hoteles y playas de pipa brasil
raul vilchez sanchez: en turismo aventura no hay informacion de los municipios da amazonia labrea etc
Miriam Pallaroni: necesito la distancia desde Espiritu Santo a Camboriu

Deja tu mensaje

Mensaje:


Contacto

Ayuda