La puerta de la Victoria

Con el objetivo de detener la revuelta ocasionada por los jefes militares turcos, y seguida por sus tropas, las autoridades de El Cairo decidieron rodear la ciudad de una muralla que la protegiera. Para ello, se reconstruyó una antigua fortaleza que había colapsado, y numerosos monumentos antiguos fueron desmontados para utilizar sus ladrillos en la construcción. En 1087, tres monjes sirios fueron contratados para la edificación de las tres entradas principales del fuerte. Bab el-Futuh, Bab Zuwaila y Bab al-Nasr fueron sus nombres, erigidas con piedra sobre los lados norte y sur de la antigua ciudad. La última de estas puertas, que en español se llamaría la Puerta de la Victoria, es en la actualidad un símbolo de El Cairo. En nuestros días, la gran entrada que se observa en su lugar es en realidad una segunda puerta, que se reemplaza a la original, y se le dio el nuevo nombre de Bab al-Izz –Puerta de la Gloria–, pero la tradición de los habitantes mantuvo la denominación anterior, para un monumento que forma parte de sus vidas cotidianas. Dos torres rectangulares componen a Bab al-Nasr, y le dan el toque que la distingue de las otras dos entradas a la ciudad, que poseen torres circulares. Estas torres permitían a los defensores de la fortaleza atacar a quienes intentaban trepar los muros para ingresar a El Cairo. La maravillosa decoración de la Puerta de la Victoria incluye escudos y espadas de estilo Bizantino, que le dan un aire austero pero a la vez elegante y majestuoso. El ejército bonapartista se refugió en Bab al-Nasr de la rebelión del pueblo de El Cairo, y los oficiales franceses tallaron sus nombres allí. Aún pueden leerse en las plantas más elevadas de la Puerta. Rodeadas por el halo de la historia, pero también fuertemente asimiladas a las vistas de la ciudad, las entradas de El Cairo, y en especial Bab al-Nasr, son magníficas muestras de arquitectura militar y verdaderos testimonios del pasado. [editar]




Otros lugares que ver en El Cairo:

Fue fundado en 1857 y se encuentra alojado en un edificio de 1900. En su interior encontraremos la estatua de Kefrén, la de Ka-aper, el friso de las ocas de Meidum, el grupo de...

También conocida como Al-Muallaqa, o la Iglesia de Santa María, la Iglesia Colgante es uno de los monumentos coptos más destacados de El Cairo. Recibe su nombre de su...

Athribis fue la capital del Nomo X del Bajo Egipto, y hoy sus restos yacen al norte de la ciudad de Benha, unos 20 kilómetros al noreste de la Presa del Nilo. Pese a que las...

Construida en el siglo XII, la Ciudadela de Saladino es un lugar con un pasado cargado de acontecimientos históricos trascendentales para el devenir actual de Egipto. Sus muros...

Construido entre los años 1913 y 1925, el Puente de Imbaba es una impresionante estructura de hierro que atraviesa de lado a lado las aguas del Nilo. Posee dos series de...

Una primera visita a El Cairo siempre deja la sensación de que queda mucho por ver. Y, ciertamente, se trata de una impresión bien fundada. La capital egipcia es hogar de...

Capital y ciudad principal de Egipto, El Cairo puede convertirse en un verdadero caos, en especial en temporadas de mucho turismo. Sus monumentos históricos son joyas...

La historia moderna de Egipto debe un importante capítulo al Palacio Abdeen, sede del gobierno entre los años 1872 y 1952. Escenario de numerosos acontecimientos que marcaron...

N nuestros días, el interior del Palacio Abdeen alberga un museo de armas con maravillosas colecciones de diversas índoles. Una de ellas, de particular belleza, es la que...

En 1899, el Príncipe Mohammed Ali Tawfiq fundó un museo en un escenario fascinante. Los jardines que había adquirido son un conjunto de árboles exóticos traídos de...

Considerado uno de los más notables conjuntos escultóricos de la Dinastía IV (2639 a 2504 a.C.) y del período menfita, la tríada de Micerino sorprende por su refinamiento y...

Construida por el general árabe Amr ibn al-As en 641 d.C., Misr al-Fustat fue la primera capital de Egipto bajo el gobierno árabe. Allí se erigió la mezquita de Amr, la...