Palacio Azem

A doscientos metros de la Gran Mezquita, es un ejemplo de riquísima arquitectura de diseño árabe-otomano, del siglo 18. El patio, con su fuente, sus jazmines y sus naranjos, es pura placidez (hasta que llegan los turs). Hoy es un museo de las artes y tradiciones y exhibe, en los diversos cuartos, maniquíes que ilustran la vida cotidiana en esa residencia, que perteneció al gobernador de Damasco. [editar]




Otros lugares que ver en Damasco:

A doscientos metros de la Gran Mezquita, es un ejemplo de riquísima arquitectura de diseño árabe-otomano, del siglo 18. El patio, con su fuente, sus jazmines y sus naranjos,...