Monasterio de San Antonio el Real

Enrique IV, que tuvo aquí un palacio de caza, lo donó el año 1455 a los franciscanos y al abandonarlo éstos en 1488, fue ocupado por religiosas clarisas. En ángulo con la fachada plateresca, adornada con las efigies orantes de los Reyes Católicos, está la portada del templo labrada en gótico isabelino con tres arcos, rebajado, conopial y trebolado, bajo alar morisco.

En el interior del templo hay dos obras de arte que por sí solas justifican la visita al monasterio: un espectacular artesonado mudéjar que cierra la Capilla Mayor y un retablo escultórico único en su género, obra flamenca del siglo XV que narra, con profusión de escenas, la Pasión de Jesús.

En la parte del monasterio, abierta al público, pueden visitarse la Sacristía, la Sala del Trono y la Sala Capitular, cubiertas con bellos artesonados; el Refectorio, con un bello púlpito de decoración mudéjar; y el claustro gótico-mudéjar. Tres trípticos en tierra de pipa de la Escuela de Utrecht y colecciones de documentos, esculturas, pinturas y muebles hacen más completa la visita. [editar]

Horarios:

Miércoles a domingo: 10:00 - 14:00h
Grupos previa cita

Precio:

2 €

Telefono:

Tel: (+34) 921 420 228