Palacio de la Berbie

Anterior al Palacio de los Papas de Aviñón, el Palacio de la Berbie, hoy sede del Museo Toulouse-Lautrec, es uno de los castillos más viejos de Francia y uno de los mejores conservados. Su nombre “Berbie” viene del occitano “Bisbia” que significa “obispado”.

Esta imponente fortaleza fue terminada a finales del s. XIII. Simboliza la expresión temporal y espiritual de los obispos de Albi.

Presenta una arquitectura excepcional:

- Una enorme torre del homenaje flanqueada por 4 torres de ángulo, de las cuales tres son compactas,
- Muros de 7 m de ancho en la base,
- Murallas.

A lo largo de los siglos, los obispos fueron transformando esta fortaleza en una residencia de recreo cubierta por un techo de pizarra. La proveyeron de grandes salones, terrazas y jardines a la Francesa disimulando el aspecto macizo del obispado y crearon un ala de estilo Renacentista.

Bajo el reino de Louis XIV, en 1678, el primer arzobispo de la ciudad, Hyacinthe Serroni, manda diseñar planos para unos jardines a la Francesa.
Estos jardines ocupan la antigua guarnición de los obispos y contribuye a la belleza del lugar. Dominados por el antiguo adarve, ofrecen, hoy, una vista panorámica sobre el río Tarn y su ribera.
(La visita a los jardines es gratuita) [editar]

Página web:

http://www.albi-tourisme.fr/es/popup-pageedito.asp?idpage=198




Otros lugares que ver en Albi:

Impresionante catedral hecha de ladrillo, que se comienza a construir en el 1282 y se acaba en 1480. El templo de Albi está emplazado sobre el río Tarn, en tiempos medievales...

Anterior al Palacio de los Papas de Aviñón, el Palacio de la Berbie, hoy sede del Museo Toulouse-Lautrec, es uno de los castillos más viejos de Francia y uno de los mejores...