Palacio de la Berbie

Anterior al Palacio de los Papas de Aviñón, el Palacio de la Berbie, hoy sede del Museo Toulouse-Lautrec, es uno de los castillos más viejos de Francia y uno de los mejores conservados. Su nombre “Berbie” viene del occitano “Bisbia” que significa “obispado”.

Esta imponente fortaleza fue terminada a finales del s. XIII. Simboliza la expresión temporal y espiritual de los obispos de Albi.

Presenta una arquitectura excepcional:

- Una enorme torre del homenaje flanqueada por 4 torres de ángulo, de las cuales tres son compactas,
- Muros de 7 m de ancho en la base,
- Murallas.

A lo largo de los siglos, los obispos fueron transformando esta fortaleza en una residencia de recreo cubierta por un techo de pizarra. La proveyeron de grandes salones, terrazas y jardines a la Francesa disimulando el aspecto macizo del obispado y crearon un ala de estilo Renacentista.

Bajo el reino de Louis XIV, en 1678, el primer arzobispo de la ciudad, Hyacinthe Serroni, manda diseñar planos para unos jardines a la Francesa.
Estos jardines ocupan la antigua guarnición de los obispos y contribuye a la belleza del lugar. Dominados por el antiguo adarve, ofrecen, hoy, una vista panorámica sobre el río Tarn y su ribera.
(La visita a los jardines es gratuita) [editar]

Página web:

http://www.albi-tourisme.fr/es/popup-pageedito.asp?idpage=198