Torre de Belém

La Torre de Belém, situada sobre el río Tajo, fue construida por orden del Rey Manuel I en honor al Santo Patrón de la ciudad de Lisboa, San Vicente, en el S. XVI. El Maestro que llevaría a cabo esta obra fue Francisco de Arruda, que inició la construcción en 1514 y concluyó en 1520. Los ejemplos más significativos de Arruda se aprecian en la arquitectura, las delicadas formas y las influencias orientales e islámicas, siendo las dos torres los ejemplos más claros de esta influencia. La planta es cuadrangular y en cada una de sus 5 plantas hay grandes salones, como el Salón de los reyes o el Salón del gobernador. En 1983 fue clasificada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. En la misma zona puedes aprovechar para visitar el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los Descubridores. [editar]




Otros lugares que ver en Lisboa:

Monasterio cerca de la ciudad de Lisboa

El Castillo de San Jorge (Castelo de São Jorge) es una de los monumentos más conocidos de Lisboa, ya que tanto de día como de noche su silueta sobresale en la cima de la...

La Estación de Oriente, diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava, fue construida en 1998 para la Expo'98 y desde entonces es uno de los símbolos de modernidad...

Inaugurado en 1902 este ascensor se construyo para comunicar los barrios de Baixa y Chiado.
Por su empinado recorrido nos ofrece unas de las mejores vistas de Lisboa.